jueves, 25 de enero de 2018

BASES DEL IV CERTAMEN LITERARIO DE TEXTOS DE AMOR

Aquí os dejamos las bases del concurso literario de esta evaluación. Nos encantaría que participaseis.

IV CERTAMEN LITERARIO DE TEXTOS DE AMOR

Biblioteca del IES Sancti Petri

Curso 2017/18

Resultado de imagen de siluetas de amor

BASES

-Dirigido a los alumnos, familiares y trabajadores del IES Sancti Petri.

-Los textos se presentarán a ordenador usando cualquier tipo de letra con el tamaño 12.

-El tema será el amor desde cualquier punto de vista. Se valorará especialmente que dicho amor esté basado en el respeto, la libertad, la tolerancia,…

-La forma de expresión será el verso con o sin rima.

-Extensión: Los textos podrán tener desde un mínimo de siete versos a un máximo de veinte. La medida de estos será libre.

-En el caso de alumnos y familiares, los textos se entregarán  a los profesores de Lengua del centro. Estos últimos tendrán que incluir su nombre y el del alumno, además de la relación de parentesco que tienen. Los trabajadores deberán presentarlo en el buzón de la Biblioteca en un sobre con seudónimo y, dentro, otro sobre pequeño donde especifiquen su nombre.

-El plazo de entrega será hasta el viernes 16 de febrero, inclusive.

-Se establecerá un premio para cada nivel: 1º ESO. 2º ESO, 3º ESO, 4º ESO, 1º BACH, 2º BACH, FP, familiares y trabajadores.

-Los ganadores obtendrán un diploma y, en el caso de los alumnos, una invitación para dos personas en la pizzería Tabitas, en San Fernando. (Dos pizzas y dos bebidas).

-El jurado estará compuesto por los profesores del Departamento de Lengua.


-Los nombres de los ganadores se harán públicos el 19 de marzo  en el Recital de canciones que se realizará para celebrar el Día de la Poesía. Los textos ganadores se publicarán en el Blog y en las redes sociales de la Biblioteca.

jueves, 21 de diciembre de 2017

TEXTOS GANADORES DEL CONCURSO DE MICRORRELATOS

Ahora que llegan las vacaciones os dejamos la lectura de estos textos ganadores en el certamen de microrrelatos organizado por la Biblioteca en colaboración con el Departamento de Lengua.

  

CAZADO



Las hojas crujían bajo las apresuradas pisadas de nuestro intrépido cazador, que se encontraba en busca de su alimento. Nuestro protagonista corría entre la frondosa jungla que lo rodeaba y no podía parar de pensar en lo que le depararía el destino.
Justo al llegar al valle se detuvo a observar el amplio, aunque peligroso paisaje. Él era miedoso y recordó con sentimiento nostálgico a su familia, pero sabía que no se podía detener, porque si no, él no comería hoy.
Así que corrió y se escondió tras las frondosas hojas de un arbusto, desde donde podía observar su desayuno: un delicioso y jugoso huevo cómodamente apoyado en su nido. Sin más rodeo, echó a correr colina abajo, agarró el huevo y volvió corriendo por donde había venido.
En ese momento, de la nada, apareció la madre de la cría corriendo tras él. Del miedo que recorría su cuerpo tropezó y el huevo cayó al suelo. La madre no lo dudó, se lanzó sobre él y enfurecida le arrebató la vida. Y así acabó el temeroso cazador: Cazado.

Resultado de imagen de pajaro atacando


Pablo Lozano Conde, 1º B


  

BUEN CORAZÓN

Las hojas crujían bajo las apresuradas pisadas de Laura por aquel puente, mientras recordaba la tragedia de hacía tan solo dos semanas. No se podía creer que volviese a tener fuerzas para volver a pasar sola por ahí,  tan pronto, después de lo que pasó. No paraba de pensar lo mismo: “Si no le hubiese hablado, nada de esto habría pasado.
Y tenía razón. Si hubiese pasado de largo, ahora mismo, podría estar en su casa tranquila y no, de camino al juzgado. Pero es muy difícil que veas a un hombre desplomarse en el suelo y pasar de largo, sobre todo, si eres Laura, una joven de 28 años con muy buen corazón.
Aquel hombre no era tan buena persona como ella y cuando Laura fue a preguntarle si estaba bien todo se complicó.


Resultado de imagen de mujer paseando

Estrella García García, 2º C





LOS OTOÑOS DE MI INFANCIA


Las hojas crujían bajo las apresuradas pisadas de aquel frío otoño. Yo era pequeña, pero recuerdo el crujir de aquellas hojas cuando yo dejaba mi huella en ellas, aunque era más divertido cogerlas y hacer pequeños abanicos que impregnaban mi nariz con aquel olor. Mi madre siempre jugaba conmigo a pisarlas y por las noches me relataba pequeñas historias sobre pequeñas hadas que llevaban grandes aventuras con las hojas caídas. Ella me explicaba que esa era la función de aquellos seres. He crecido pero aún sigo haciéndolo cada vez que vuelvo del trabajo porque eso me recuerda a ella y me hace volver a mi querida y añorada infancia, esa en la que mi única preocupación era pisar las hojas crujientes del otoño y escuchar las historias de aventuras contadas por mi madre.


Resultado de imagen de madre con su hija en otoño

Ainhoa Faulimé Valle, 3º B





EL CAMINO

Las hojas crujían bajo las apresuradas pisadas. El sol todavía no había  salido, solo una luz pequeña alumbraba mi camino, salía de esa farola vieja que se apagaba cada cierto tiempo. Odiaba esa parte del día. Por suerte, solo duraba cinco minutos. Era en ese periodo de tiempo en el que me encontraba sola, sin nadie con quien hablar, solo viendo a desconocidos pasar. Iba pensando en lo que me esperaba por hacer durante el día y me preparaba para lo que viniese, pensaba en mis cosas y reflexionaba sobre ellas, hasta que llegaba al final del camino, donde me esperaban un grupito de alocadas con el fin de desvelarme del todo con sus broncas porque llegaba un poco tarde. En definitiva, era un camino lleno de reflexiones y voces que hacían que mis ojos se abrieran por completo, era el camino de casa al instituto.


Resultado de imagen de niños de camino al colegio

Ana Jiménez Palomino, 4ºC 



EL FIN DE LOS DÍAS

Las hojas crujían bajo las apresuradas pisadas de aquel señor esa fría mañana. Me encontraba en lo más alto de la colina. Desde allí, podía ver hacia un lado, la ciudad y hacia el otro, el frondoso bosque. Yo era grande y robusto y, durante las estaciones florales, era el hogar de centenares de pájaros de todas clases y colores.
A los pies de la colina reposaba un lago de aguas turbias que, si no recuerdo mal, no siempre había estado así. Era el corazón del bosque, pero ya todo era diferente. Desde hace años, el paraíso en el que vivía, mi hogar, empezó a notar cambios. Cada vez había menos agua, cada vez hacía más calor, se veían chimeneas de humo en vez de pinos… creando un ambiente inhóspito.
Una fría mañana de otoño, escuchando un ruidoso sonido metálico veía como caían los que me rodeaban formando un enorme estruendo. Entre todo el escándalo, oí unas pisadas que se dirigían hacia mí. Noté un intenso dolor en el tronco. Fue entonces cuando me talaron.


Resultado de imagen de arbol alto

Álvaro García Vázquez, 1º CTA


ALEJARSE

Las hojas crujían bajo las apresuradas pisadas de aquella chica que se alejaba, sin saberlo, de quien más quería.
Hacía tiempo que caminaba igual, con un rumbo distinto dependiendo de la hora, pero siempre las hojas crujían sin para bajo sus pies llenos de dudas, errores y miedos. Los días pasaban rápidos, sin treguas, sin pensar, sin disfrutarlos, sin dejarse respirar. “Relájate”, repetían. “Vas a llegar tarde”, le decían a cada hora, a cada minuto, a cada segundo. Hasta que un día, el mundo se paró para ella y tuvo que pararse con él.
Aquellos meses de desenfreno, de minuteros que marcaban horas que ya no le quedaban para exprimir, fueron invadidos por el miedo y ella se sintió como todas  aquellas hojas que crujían y se rompían meses atrás bajo sus apresuradas pisadas.
Ha pasado un tiempo y hoy puedo decir que las hojas han dejado de crujir bajo sus apresuradas pisadas, que los días han dejado de volar y, que ella está mucho más cerca que antes de quien siempre ha querido ser: Ella misma.
Resultado de imagen de mujer en otoño

Silvia Rueda Lozano, 2º HCSA


HOY QUIERO GANARTE

Las hojas crujían bajo las apresuradas pisadas, al unísono del chirriante pitido del tren. Con cada hoja que sonaba ella, en su corazón, generaba una nueva barrera. Él, que miraba atónito como se rompían en mil pedazos cada una de las hojas que ella pisaba, generaba en su mente un símil que creo que es fácil de imaginar y no hace falta recalcar: Dos personas, un mismo recorrido, una misma distancia que los separan, la misma cantidad de hojas en el camino de ida, para él; y de vuelta, para ella. ¿Cuántas personas se deben ir para aprender a decir adiós? No es el momento de averiguarlo. Se apresuró y mientras avanzaba hacia ella, fue recomponiendo cada una de las hojas que ella destruyó , derribando así toda barrera posible y cuando la tuvo al alcance de su mano y coincidiendo con la última llamada del tren, la giró, la miró, la besó y le susurró: “Hoy quiero ganarte”.

Resultado de imagen de pareja en una estacion de tren

Nazaret Moreno Reyes, 2º A LABORATORIO
  

EL DIAGNÓSTICO

Las hojas crujían bajo las apresuradas pisadas. Era consciente de que no llegaría a tiempo, pero la noche no había sido fácil, y, al amanecer, el sueño y el cansancio la habían vencido, obviando la alarma a las ocho de su móvil. Introdujo su mano izquierda en el bolsillo del abrigo y prendió las llaves del viejo citroen, sorteándolas entre el blíster de Tranquimazín y el pintalabios carmín que ayer no conseguía encontrar su bolso.
La angustiosa lágrima que días antes se deslizaba temblorosa por su mejilla, se había tornado en un rancio sabor a incertidumbre, por lo que hoy se disponía a conocer.
Al entrar, percibió las miradas de las personas que se encontraban en la sala de espera, pero se sintió incapaz de levantar su cabeza.
Tomó asiento de espalda a una puerta en la que aparecía rotulado el nombre “Drª. María Jesús”, mostrándose reacia a afrontar lo que simbolizada aquella puerta para ella: la línea que separaba lo trivial de lo transcendental. Sabía que cruzar aquel umbral suponía desprenderse de las diversas máscaras que había aceptado llevar a lo largo de su vida, para transformarse en una persona desnuda, frágil y vulnerable.
Resultado de imagen de lagrimas

Luis de Bernardi Linares, Profesor


lunes, 30 de octubre de 2017

Bases del certamen literario de microrrelatos

CERTAMEN LITERARIO DE MICRORRELATOS 

BIBLIOTECA SANCTI PETRI  CURSO 2017-2018

Resultado de imagen de andar sobre hojas secas

BASES

-Podrá participar toda la comunidad educativa del IES Sancti Petri (alumnado, familia, profesorado y personal no docente).  Se establecen tres modalidades: Alumnado: Un premio para un alumno de cada nivel, desde 1º de ESO a 2º de Bachillerato y uno para los alumnos de FP; otro, para Familia; y otro, para Profesorado/Personal no docente.

-Textos: Los microrrelatos deberán comenzar con la frase “Las hojas crujían bajo las apresuradas pisadas…”

-Extensión: No podrá ser inferior a las 120 palabras ni excederse de las 180, incluyendo el título.

-Deberá entregarse a las profesoras de Lengua hasta el día 24 de noviembre, inclusive.

- Los Alumnos presentarán el microrrelato escrito a máquina u ordenador, en cuerpo 12, a doble espacio, por una sola cara, en papel tamaño A4. Los trabajos deberán llevar título. También deberán indicar nombre, apellidos y curso.
Si participa en la modalidad de Familiar, debe incluir el nombre del alumno y el parentesco que tienen.
En el caso de los Profesores/Personal no docente, depositarán su texto en la urna de la Biblioteca. Usarán seudónimo y deberán incluir en su entrega un pequeño sobre grapado al papel del microrrelato en donde escribirán su nombre y apellidos.

-Premios: Se establece un premio para cada curso de ESO y Bachillerato y otro para FP, que consistirá en un pen drive, tres días de desayuno en el Bar del centro (bebida y bocadillo) y un diploma. Un premio para familiares y otro para profesorado y personal no docente, que consistirá en un regalo sorpresa y un diploma. El jurado está compuesto por las profesoras de Lengua del Centro. El fallo del jurado se dará a conocer en el Salón de Actos el día 16 de diciembre (Día de la Lectura). Los textos ganadores se publicarán en el blog “La Biblioteca del Sancti Petri” y en sus redes sociales.

CLAVES PARA ESCRIBIR UN MICRORRELATO

Os recordamos que hasta el día 24 de noviembre está abierto el plazo para que presentéis vuestros microrrelatos en el Certamen literario que organiza la Biblioteca, en colaboración con el Departamento de Lengua.

Resultado de imagen de joven escribiendo

Os dejamos aquí unas claves para escribirlos, por si os sirven de ayuda.

CLAVES PARA CREAR UN MICRORRELATO

1) Una idea concreta
Para escribir microrrelatos es mejor centrarse en ideas concretas, buscar un aspecto preciso de algo complejo y centrarse en ello.
Por ejemplo, para describir la relación entre padres e hijos podría hacer falta una novela. Pero si te centras en una única faceta de esa temática, puedes concretar una historia con pocas palabras. Piensa en el momento de entregar las notas a tus padres, o tus sentimientos cuando tus padres te excluían de sus conversaciones importantes, o el aburrimiento en el coche mientras tu madre conducía.

2) Sin preámbulo
En el microrrelato no puedes desperdiciar palabras en presentar la historia. Esta debe quedar esbozada de manera sucinta o bien desprenderse del contexto. Otra opción es utilizar el título para que este actúe como preámbulo aclaratorio.

3) Comenzar en el medio de la acción
Como hemos visto en el punto anterior, en el microrrelato hay que ir al grano: van a ejecutar a un hombre, una bomba acaba de ser desconectada, hay un monstruo en el sótano… Debes describir lo esencial, pero haciéndolo de tal manera que al lector le resulte fácil completar los espacios en blanco de la historia.

4) Centrarse en una imagen
Uno de los pasos para escribir microrrelatos más importantes es la evocación. Al contrario que en el relato o en la novela, el microrrelato discurre en un único espacio. Por eso tienes que lograr hacer ese espacio presente mediante una imagen potente, con un gran poder evocador, que se dibuje de forma nítida en la mente del lector.

5) Mantener el misterio
El microrrelato permite como ningún otro género jugar con el lector, hacerle participar. Debes tratar de incluir en la historia una pequeña dosis de tensión o misterio y mantenerla hasta el final.
Hay que lograr que el lector conjeture cuál será la resolución, incluso engañarle para que piense en un determinado final. Después podrás sorprenderle con algo inesperado.

6) Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

7) Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

8) El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

9) Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

10) Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microrrelato el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

11) Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microrrelatos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

12) Vuelta de tuerca: El final es la piedra angular del microrrelato. Como debe tener un importante ingrediente de sorpresa, es fundamental saber aplicar una vuelta de tuerca que de un vuelco a la historia e introduzca un final chocante.

lunes, 16 de octubre de 2017

El Día de las Escritoras, iniciativa concebida para recordar el legado cultural de las escritoras del ámbito hispánico e hispanoamericano, y las dificultades que en el pasado impidieron un justo desarrollo y reconocimiento a su labor, nació en 2016 con vocación de continuidad y se celebra el primer lunes siguiente a la festividad de Teresa de Jesús, que se conmemora el 15 de octubre.
Mujeres, saber y poder, inspirado en el concepto del empoderamiento femenino, es el tema propuesto para 2017. En torno a él se realizará una lectura de 21 fragmentos de textos, escritos por autoras españolas e hispanoamericanas, a cargo de personas de reconocido prestigio social y cultural.
Los textos seleccionados para este año responden a esta idea-fuerza, y fueron escritos por autoras españolas o autoras hispanoamericanas, en ambos casos ya fallecidas, como Teresa de Jesús, Gertrudis Gómez de Avellaneda, Carolina Coronado, Mercedes Cabello de Carbonera, Emilia Pardo Bazán, Victor Català (Caterina Albert), Juana de Ibarbourou, Elena Fortún, Teresa de la Parra, Maria Etxabe, Julia de Burgos, Alfonsina Storni, Dolores Medio, Rosario Castellanos, Mercè Rodoreda, Elena Soriano, Elena Garro, Begoña Caamaño, Carmen Martín Gaite, Gloria Fuertes e Isabel de Villena. Relatos de mujeres que escribieron sobre la fortaleza interior que es precisa para enfrentarse al mundo o que reivindicaron su creatividad y la necesidad de trazar su propio destino. Literatura, en definitiva, escrita por mujeres fuertes o que desearon serlo para poder transmitirnos su saber sobre el mundo y la vida.

viernes, 30 de junio de 2017

Lecturas de verano recomendadas por profesores

Finalizamos el curso con unas recomendaciones lectoras que nos dan profesores de nuestro centro para ocupar las horas de ocio. Esperamos que os gusten y os sean de ayuda para elegir.

https://issuu.com/bibliotecasanctipetri/docs/libros_recomendados_por_profesores.

lunes, 19 de junio de 2017

TEXTO GANADOR DE 4º DE ESO EN EL CONCURSO LITERARIO SOBRE LA VIDA

Aunque sepáis quién soy, no lo diré

Resultado de imagen de joven pensativo

            Desde hace muchos años, muchos individuos han intentado descifrarme, acercarse a una definición que decida lo que soy, encasillarme para poderme guardar en el cajón de los misterios resueltos.
            Intentan averiguar de dónde procedo y quién soy en realidad, cuando deberían no pensar siquiera en cosas tan triviales como mi nacimiento. Es obvio que lo soy todo y a la vez no soy nada. Que en un instante aparezco para desaparecer en la distancia. Que soy, en este mundo, lo más frágil que se pueda encontrar. Que soy lo que los enfermos más desean y lo que más detestan los desdichados, muy a mi pesar.

            Me temo que si dijera todo lo que soy ahora mismo, dejaría la solución de mi enigma al desnudo, privándoos a vosotros de tener pequeñas crisis que os ayuden a entender el porqué de vuestra existencia; privándome por completo de toda clase de diversiones que alberga el ver volverse loco a una raza entera con sólo escaparme de entre sus manos.

            Porque se vuelven verdaderamente locos intentando buscarme un significado, pero locos de remate. Tan locos, tan locos, que muchos hasta me pierden porque no me encuentran en ninguna salida, estando yo justo enfrente de ellos.

            Al final, demasiados me acaban abandonando por darle más importancia al billete que a mí misma. Si ya lo dijo Francisco de Quevedo todo sobre el poderoso don Dinero, aquello por lo que millones se humillan y aquello que millones aman hasta morir.

            Pero si escribiera todo aquello que he escuchado sobre mí: teorías descabelladas, conspiraciones horripilantes, rumores vacíos y reflexiones extravagantes... llenaría miles de libros, aun si las contara por encima.

            He de decir, que muy a mi pesar, hay quien ha averiguado parte de lo que soy, (aunque sólo parte). Entre ellos se encuentran los científicos, y en especial los biólogos, que han puesto nombre a alguno de mis inicios. Están también los filósofos y pensadores, que han sabido hallar alguna que otra razón para tenerme, por muy imposible que pareciera. Sin embargo, por mucho que hayan descubierto sobre mi existencia, jamás pudieron acercarse tanto como lo han hecho los poetas. Seres que rasgando una pluma sobre un papel, consiguen transformar en palabras parte de mi esencia, por muy extraño que sea o por muy trivial que parezca.

Resultado de imagen de POESIA

            Han sido los poetas aquellos que han plasmado mi importancia y mi indiferencia, la necesidad de tenerme y la necesidad de desprenderse de mí. Sin haberlo querido, rimando y sin rimar, han hablado de mis más profundos secretos desvelándolos a quienes quisieran escuchar. Han sido ellos los que han hecho de mi algo abstracto, temible y maravilloso, llamándome, en vez de alfa, poema.

            Han sido los poetas.
           
           Escondida entre los versos y rezagada entre las estrofas, todos ellos me hallaron de una manera o de otra, aunque nunca he sentido tanto amor y tanto odio hacia mi persona de formas tan armoniosas.

           Como una vez en la que resumió Benedetti la complicación y la veracidad de mi ser en La vida ese paréntesis; como una vez en la que Campoamor, indignado, narraba cómo, si ya contándome en días era muy larga, me hacía eterna si me medían en horas. Y todo esto en nada más y nada menos que en cuatro estrofas, a las que en conjunto llamó La vida humana.

        Han transcurrido ya varios años, varios siglos, y yo todavía sigo sin saber cómo es posible inspirar tanta pasión y tanta delicadeza hablando sobre un tema tan extenso, sin saber encontrar una definición que decida lo que son, sin saber cómo poder encasillarlos para poderlos guardar en el cajón de los misterios resueltos. Pero, ¿sabéis qué? Que no me esfuerzo en hallar una respuesta, puesto que un enigma es un enigma y si se le proporciona una solución, ya pierde todo el encanto, por mucha satisfacción que se obtenga como resultado.

            No os puedo privar de vuestro derecho a investigarme, a saber de mí, pero una cosa es segura, si no es tortura lo que buscáis, seguid los pasos de los artistas, de los poetas, aquellos que me hallaron incluso cuando no quisieron, aquellos que me perdieron por amor y me volvieron a encontrar entre las notas de un fandango.

            No tomadme en serio.

            No tomadme en serio, para que así, yo pueda mostrarme ante ustedes tal y como soy, con mis cosas buenas y mi cosas malas. Quizás pueda aparecer en vuestro libro preferido o en la canción más pegadiza, pero yo os garantizo que si seguís mi consejo, me encontraréis seguro, si me nombráis con sinceridad y sin rastro de melancolía, si entre vuestros labios se os escapa llamar a alguien, desde el corazón,  vida mía.
           


                                                                                                          Lucía Alonso Ramírez